Glucosa sanguínea alta

Glucosa sanguinea alta

Cuando comes, el cuerpo convierte a los alimentos en azúcar (glucosa) y los envía al torrente sanguíneo. La insulina, la hormona producida por el páncreas, ayuda a mover la glucosa de la sangre a las células para que sea utilizada como energía. Por lo general, tu cuerpo produce la cantidad suficiente de insulina de acuerdo a la cantidad de comida que ingeriste.

Cuando las células no responden bien a la insulina, se convierten en “resistentes a la insulina” y la glucosa no llega a las células. Entonces las células no tienen la energía que necesitan y la glucosa se queda en el torrente sanguíneo. A esto se le llama alta glucosa en la sangre. Si no se trata, la alta glucosa en la sangre puede dañar los nervios, los riñones y los ojos, así como causar enfermedades del corazón e infartos.

¿Qué afecta los niveles de glucosa en la sangre?
Es importante saber qué puede elevar o disminuir los niveles de glucosa en la sangre para así evitar complicaciones futuras.

Los factores que puede elevar el azúcar en la sangre:

  • Una comida o un bocadillo con más comida o más carbohidratos de lo común
  • Inactividad
  • Efectos secundarios de alguna medicina
  • Infecciones u otras enfermedades
  • Cambios hormonales, por ejemplo durante la menstruación
  • El estrés

Los factores que pueden hacer que la glucosa en la sangre disminuya son:

  • Una comida o un bocadillo con menos comida o menos carbohidratos a los que siempre se comen
  • Actividad extra (exceso de ejercicio, por ejemplo)
  • Efectos secundarios de algún medicamento
  • Saltarse alguna comida
  • Ingerir bebidas alcohólicas (especialmente con el estómago vacío)

Es necesario checar los niveles de glucosa en la sangre cada año. Pregunta a tu médico cuáles son las pruebas.